domingo, 10 de abril de 2011

La Saga de Rachel Morgan


 

Títulos:
      - Volumen I: Bruja Mala Nunca Muere.
      - Volumen II: El Bueno, el Feo y la Bruja.
      - Volumen III: Antes Bruja que Muerta. 
      - Volumen IV: Por un Puñado de Hechizos. 
Autora: Kim Harrison. 
Editorial: Pandora
Comento una saga que entraría en el género sobrenatural, paranormal, romántica sobrenatural o como quieran llamarlo, pues me parece que no hay un término estandarizado para la proliferación de este nuevo género donde las criaturas sobrenaturales conviven con los humanos en una especie de universo paralelo donde la magia existe.
Erasé una vez.... un universo donde los humanos conviven con vampiros, hombres lobo, hadas, duendes, elfos, donde la raza humana se vió abocada hacia su desaparición por una plaga vírica creada en un laboratorio que se escapó de cualquier tipo de control. En ese momento, las criaturas sobrenaturales, que eran inmunes a ese virus, aprovecharon para, salvando a la humanidad, darse a conocer y reclamar derechos de coexistencia los cuales, sin la amenaza descrita, no hubiesen podido exigir, ya que los humanos destruyen todo lo que les da miedo o desconocen. Con este perámbulo, se justifica la coexistencia de las razas sobrenaturales con los humanos, dando cierta cohesión y relieve a este mundo alternativo que enmarca esta saga.

Las novelas son las disparatadas aventuras de una bruja, la cual, trabaja para una agencia de seguridad nacional que controla las actividades delictivas de los seres sobrenaturales. Pero la protagonista decide establecerse por su cuenta, acompañada de dos compañeros de la misma agencia, y formar un grupo de cazarrecompensas, investigadores privados de lo sobrenatural.

En el primer volumen, se relata como la protagonista intenta romper su contrato con la agencia, perseguida por sicarios a sueldo (sobrenaturales, como no), maldiciones asesinas y una iniciativa propia para desenmascarar los asuntos turbios de una de las personas más influyentes y ricas de la ciudad, con lo que la protagonista ganará su libertad (y pondrá fin a los intentos de asesinato contra su persona).

En el segundo volumen, una vez asentada, la protagonista vuleve a enfrascarse en su guerra particular contra uno de los magnates de la ciudad y descubrir su secreto, así como lidiar con su nueva relación sentimental, sus compañeros de trabajo y como no... Un demonio el cual quiere convertirla en su esclava para la eternidad. Todo se embrolla un poco, pues la protagonista va descubriendo cosas de su pasado que crean un vínculo con uno de sus enemigos. Los vampiros se vuelven locos ante su presencia, pues la marca que le realizó un demonio, la marca como "bolsa de sangre ambulante", useasé, una especie de buffete libre para chupasangres. Encima, debe enfrentarse a uno de los amos vampiros de la ciudad... 

El el tercer libro, la protagonista sigue la trayectoría argumental de las dos anteriores entregas, repitiéndose más o menos lo mismo, atando cabos de las situaciones que le acontecieron en las aventuras pretéritas. Digamos que es una novela de cierre de tramas, que o bien se habían quedado abiertas, o bien rellenar algunos huecos que habían dejado o más bien, explotar lo que anteriormente podría haberle gustado a los lectores. Desengaños, rupturas entre relaciones amorosas, amistades y colaboradores de trabajo y el demonio de turno, profundizan más en el mundo creado para las aventuras de esta bruja.

La última entrega, gira la ambientación de la serie, pues la protagonista cambia de escenario, ciudad y "modus operandi". Unos hombres lobo han secuestrado a su ex-novio, un objeto que puede cambiar el panorama de la sociedad sobrenatural, una relación de amor-necesidad un tanto enfermiza y más disparatadas aventuras de la bruja... La cual ya no solo descubre los secretos de su pasado, si no que se da cuenta de los secretos de su corazón y del subconsciente que la guía en todos sus actos. 

La Saga en si es entretenida, nada del otro mundo, con el grado justo (digamos que roza los mínimos), del género: intriga, suspense, comportamiento social de criaturas sobrenaturales (brujas, magos, vampiros, hadas, hombres lobo, etc...), un mundo de fantasía coexionado en su lógica, amor, romance y alguna que otra escena subidilla de tono. El problema de esta, es que se embrolla demasiado con los temas "arcanos" o "teoría de la magia nivel intermedio" XDDDD. Se vuelve repetitiva en sus tramas (lo del demonio acaba siendo muy pesado). 

Y la protagonista... puffff!!!!!!!!! De todo lo que he leído, es la protagonista peor representada que haya visto. Una mujer, que aunque va de dura y autosuficiente, necesita en todo momento de sus amigos y allegados, de que llegue el séptimo de la caballería en el último momento. Sus actos, guiados por el instinto, la impulsividad y cierta ansia masoquista con tendencias suicidas, la meten en unos problemas que ni ella es capaz de solucionar (siempre hay alguien que le tiene que dar un empujoncito para salvar la situación como una heroina).  

Lo único bueno de la saga... Los "malos". La autora ha conseguido dotarles de una personalidad, manerismos, maneras de pensar, estética e imagen que los hacen más atractivos que la bruja que da nombre a la saga. 

Sin más, una lectura entretenida, pero mi consejo... Si puedes leer Annita Blake antes que Rachel Morgan, lee la primera... Ni punto de comparación. Pero en ausencia de la reanimadora, bien está una bruja.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada